http://noeresunasolapersona.blogspot.com.es/search/label/Relatos%20brevesPáginas

domingo, 1 de marzo de 2015

Todos tenemos un huerto en Getsemaní




     39 Y saliendo de la habitación, se encaminó, como cada día, hacia la planta baja para las tareas y obligaciones domésticas. Y sus hijos también la siguieron para tomar el desayuno, su vaso de leche, sus tostadas de aceite y tomate.   40 Cuando se sentaron a la mesa, les pidió que no se pelearan porque no se encontraba bien.    41 Y se apartó de ellos como a un tiro de piedra, para sacar de la nevera la leche y el tomate rallado.   42  Y se dijo que era todo tan inverosímil. Se habría dejado caer de rodillas y habría orado, ella, que vivía convencida de que ningún dios la escuchaba. Pero se descubrió diciendo: Aunque no sea tu voluntad, aparta de mí este día. Para no sentir, ni pensarle, ni recordarle.    43 No apareció ningún ángel que la fortaleciera.   44 Ni su sudor, como gruesas gotas de sangre, cayó sobre la tierra.   45 Y cuando volvió a la mesa con las tostadas preparadas, halló a sus hijos discutiendo a causa de una galleta.   46 Y no les dijo nada.  

Después pasaron todas y cada una de las horas del día. Y en todas sintió, pensó y le recordó con el desespero y la tristeza que había previsto, en su particular huerto de Getsemaní. Ese que todos tenemos como una cruz a cuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario